Sequenciando

Ideias

Início » Efermedades y exámenes » Exámenes genéticos para el trastorno del espectro autista (TEA)

Exámenes genéticos para el trastorno del espectro autista (TEA)

by | 3 Jun, 2022 | Efermedades y exámenes

Conozca el Trastorno del Espectro Autista

El Trastorno del Espectro Autista (TEA), conocido como autismo, es una enfermedad compleja que afecta al neurodesarrollo aún en la infancia. Sus causas son múltiples y en la mayoría de los casos aún no están totalmente explicadas, pero se sabe que los factores genéticos tienen una fuerte contribución en su etiología. 

Varias alteraciones genéticas ya fueron asociadas al autismo y, aunque el diagnóstico es esencialmente clínico, el esclarecimiento de la etiología del autismo aporta una serie de beneficios para el paciente y su familia. 

En las dos últimas décadas, con el avance de las técnicas de análisis genético, como secuenciación de nueva generación (NGS) y el microarray, ha aumentado considerablemente la proporción de casos de TEA con una causa clara. 

Pero todavía hay muchas dudas sobre los exámenes genéticos que pueden contribuir a la identificación de la etiología del TEA. En este artículo presentaremos los exámenes genéticos indicados para ayudar al diagnóstico del autismo. 

 

¿Qué es el TEA?

El TEA es un grupo de trastornos de neurodesarrollo de aparición precoz que se caracterizan por el compromiso de las habilidades sociales y comunicativas, y por comportamientos repetitivos y estereotipados (1, 2). 

La manifestación clínica de los pacientes con TEA es extremadamente variable, con individuos que pueden presentar los mismos síntomas en distintos grados. Por ejemplo, mientras que algunos pacientes tienen grandes dificultades para hablar, otros sólo tienen dificultades puntuales. Además de esto, los individuos con TEA también pueden presentar otros síntomas, como hiperactividad, problemas gastrointestinales, trastornos del sueño e incluso epilepsia (1).

Se estima que el 1% de la población tiene TEA (1, 3).

 

¿Cuáles son las causas del TEA?

Las causas del TEA son múltiples

En la mayoría de los casos el TEA no es posible definir una etiología clara. La relación de la influencia de los factores genéticos y ambientales sobre el riesgo de TEA siguen estando en debate, no obstante todos los estudios epidemiológicos y genéticos apuntan a una fuerte contribución genética. Diferentes alteraciones en distintos genes actúan conjuntamente siguiendo un modelo poligénico o sumadas a factores ambientales, siguiendo el modelo multifactorial (2). 

Las alteraciones genéticas raras y comunes que son factores de riesgo para el TEA son el objetivo de varios estudios. También se sigue investigando la influencia de factores ambientales, como las infecciones maternas o el uso de medicamentos durante el embarazo (2, 4). 

En el futuro sabremos qué factores genéticos y ambientales son responsables por la mayoría de los casos de autismo. Sin embargo, hoy en día, entre el 20 y el 40% de los casos de TEA, según el estudio, tienen una causa genética conocida que puede identificarse en los exámenes genéticos. Estos exámenes serán discutidos en el siguiente tópico. 

 

¿Cuáles son las principales causas genéticas conocidas del TEA?

Las variaciones del número de copias (Copy Number Variations, CNV) son identificadas en el 10-30% de los pacientes con TEA. Las CNV abarcan microdeleciones y microduplicaciones de más de 1kb (1.000 pares de bases), y pueden incluir uno o más genes. Debido a la importancia de las CNVs como causa de TEA, en la actualidad se sugieren exámenes de microarrays en todos los protocolos de investigación, como se comentará más adelante. 

Las alteraciones cromosómicas, como grandes deleciones, duplicaciones y reordenamientos equilibrados son responsables por el 3% de los casos de TEA. Por ello, el cariotipo, un examen capaz de identificar alteraciones cromosómicas, está siendo sustituido por microarray que presenta una mayor tasa de diagnóstico.

En algunos casos, sólo una alteración en un único gen es capaz de causar el TEA en un individuo, siguiendo un modelo monogénico (2). Se incluyen en esta categoría las alteraciones en el gen MECP2 que causan el síndrome de Rett (4% de los casos de TEA en niñas), la expansión en el gen FMR1 que causa el X-frágil (1-5% de los casos de TEA) y las alteraciones en el gen PTEN, responsables de hasta el 5% de los casos de TEA asociados a macrocrania. 

Aunque es más raro, las alteraciones en los genes que causan enfermedades metabólicas también pueden causar TEA.  

 

Diagnóstico de TEA

No existe ningún marcador molecular o bioquímico para el TEA, siendo el diagnóstico esencialmente clínico y comportamental, realizado en la consulta del médico (4).

Sin embargo, el esclarecimiento de la etiología del TEA mediante el diagnóstico genético aporta varios beneficios para el paciente y su familia (4).

Los exámenes genéticos son herramientas importantes para entender la causa del TEA y pueden indicarse dependiendo de factores individuales como los signos clínicos característicos de algún síndrome (dismorfismos craneofaciales, discapacidad intelectual, entre otros), antecedentes familiares de TEA u otras enfermedades psiquiátricas, entre otros. Lea más abajo.

El diagnóstico genético establecido promueve un asesoramiento genético más adecuado para la familia, la aclaración de los riesgos de otros (futuros) miembros de la familia y la posibilidad de tener TEA u otros posibles síntomas asociados, posibilidad de fecundación in vitro con selección de embriones, además de contribuir en la eliminación de exámenes innecesarios, entre otros (4). 

 

Exámenes genéticos para el autismo

Existen varias directrices internacionales con recomendaciones sobre el protocolo de investigación etiológica de TEA. Uno de los primeros en ser  establecido fue el Colegio Americano de Genética Médica (ACMG), en 2013 (4).

En general, las diferentes directrices recomiendan que, en primer lugar, se realice una cuidadosa evaluación clínica/morfológica del paciente junto con la evaluación de los antecedentes familiares para determinar si el paciente presenta características físicas (dismorfismos) indicativas de algún síndrome. Si se sospecha de un síndrome, se sugiere realizar el examen genético/molecular más adecuado (4). 

Además, los protocolos recomiendan que la búsqueda de CNVs se realice en todos los casos de TEA a través de un microarray genómico (por SNP-array o CGH-array) (4). Algunos protocolos consideran la realización del cariotipo (2, 4). 

En Brasil, la ANS (Agencia Nacional de Salud Suplementaria), en la lista de procedimientos y eventos de salud del 2018, determinó que el microarray genómico se realiza sólo después de un resultado normal en el cariotipo y en el examen para el síndrome X-frágil (6). Consulte su plan de seguro médico.

En la mayoría de los casos de TEA, no hay signos clínicos que indiquen una alteración genética específica. Sin embargo, el TEA puede formar parte de los síntomas de una serie de trastornos monogénicos o, más raramente, metabólicos. Entre ellos, hay tres que se destacan por ser más frecuentes en los individuos con TEA: el síndrome del cromosoma X frágil, el síndrome de Rett y el síndrome de Cowden (4). 

Por lo tanto, además del microarray genómico, se recomienda en general que: 

  • Pacientes de sexo masculino hagan el examen del síndrome de X-frágil (gen FMR1).
  • Pacientes del sexo femenino hagan la secuenciación del gen MECP2
  • Pacientes con macrocrania (perímetro cefálico superior a  >  2,5 desviaciones estándar por encima de la media de su edad) hagan la secuenciación del gen PTEN.

Algunos protocolos contemplan la realización del examen del síndrome del cromosoma X-frágil en pacientes de sexo femenino que presentan algunos signos clínicos sospechosos o antecedentes familiares, y la secuenciación del gen MECP2 en pacientes de sexo masculino con signos clínicos sospechosos (4, 5).

Más recientemente, con la popularización de la NGS, la secuenciación del genoma completo, del exoma y los paneles de genes se han vuelto más accesibles y han comenzado a utilizarse para el diagnóstico de los casos de TEA sin diagnóstico concluyente incluso después de realizar los otros exámenes (4, 5). 

Es importante recordar que sólo un médico puede evaluar los beneficios del examen genético para el paciente y definir qué examen es el más adecuado. Así que, ¡hable con su médico! 

 

Exámenes genéticos para el autismo y Mendelics

Para ayudar a los médicos, los pacientes y sus familias en la búsqueda del diagnóstico genético del TEA, Mendelics ha desarrollado el Panel de Autismo. Utilizando la tecnología NGS, el Panel de Autismo analiza 43 genes asociados con el TEA, incluyendo MECP2 y PTEN.

Además, Mendelics ofrece otros exámenes genéticos recomendados por los protocolos internacionales como SNP-array y el examen del síndrome X-frágil (gen FMR1).

Para saber más, póngase en contacto con nuestro equipo por teléfono en Colombia: +57 322 816 2947 o a través de nuestra página web.

¿Alguna duda? Deje su pregunta en los comentarios a continuación.  

Importante: Este post es educativo. Recomendamos encarecidamente que el paciente esté acompañado por un médico que le oriente sobre la mejor manera de proceder. Hable con su médico.

Traducido por Karent Gutierrez


Referencias

  1. American Psychiatric Association. Diagnostic and statistical manual of mental disorders. 5th ed. Arlington, VA: American Psychiatric Association; 2013.
  2. Bourgeron, T. From the genetic architecture to synaptic plasticity in autism spectrum disorder. Nat Rev Neurosci 16, 551–563 (2015). https://doi.org/10.1038/nrn3992
  3. Christensen DL, Baio J, Van Naarden Braun K, Bilder D, Charles J, Constantino JN, Daniels J, Durkin MS, Fitzgerald RT, Kurzius-Spencer M, Lee LC, Pettygrove S, Robinson C, Schulz E, Wells C, Wingate MS, Zahorodny W, Yeargin-Allsopp M; Centers for Disease Control and Prevention (CDC). Prevalence and characteristics of autism spectrum disorder among children aged 8 years–Autism and Developmental Disabilities Monitoring Network, 11 Sites, United States, 2012. MMWR Surveill Summ. 2016;65(3):1-23. Erratum in: MMWR Morb Mortal Wkly Rep. 2016;65(15):404
  4. Schaefer GB, Mendelsohn NJ; Professional Practice and Guidelines Committee. Clinical genetics evaluation in identifying the etiology of autism spectrum disorders: 2013 guideline revisions. Genet Med. 2013;15(5):399-407. Erratum in: Genet Med. 2013;15(8):669
  5. Rol ANS 2018 <http://www.ans.gov.br/images/stories/Plano_de_saude_e_Operadoras/Area_do_consumidor/rol/b_rol_2018_110.pdf>

0 Comments

Deixe seu comentário