Tamizaje genético vs. diagnóstico genético: ¿cuál es la diferencia?

Tamizaje genético vs. diagnóstico genético: ¿cuál es la diferencia?

Con el aumento del acceso a las pruebas genéticas, se ha hecho común una pregunta: ¿Cuál es la diferencia entre las pruebas de diagnóstico genético y las pruebas de tamizaje genético? 

Existen importantes diferencias entre estos dos tipos de pruebas. El momento ideal para realizar cada una de ellas y para quiénes son las más adecuadas, son ejemplos de cuestiones a tener en cuenta a la hora de elegir. 

Aclararemos estas y otras dudas en este artículo. Continúe la lectura.

Tamizaje genético

Las pruebas de tamizaje tienen como objetivo investigar si una persona aparentemente sana (asintomática) tiene un mayor riesgo de desarrollar una enfermedad genética en el futuro. Es por esto que cuanto antes se haga la prueba, mejor.  

Como su nombre lo indica, la prueba detecta cambios genéticos que otorgan un mayor riesgo de desarrollar una enfermedad en el futuro. La persona que se somete a la prueba no debe tener ningún síntoma y no se requiere una orden médica para realizarla. 

Las pruebas de tamizaje genético pueden realizarse antes del nacimiento, como el Test Prenatal No Invasivo (NIPT), o poco después del nacimiento, como el Examen Primer Día, o en cualquier otro momento de la vida, ya sea para conocer mejor los riesgos de desarrollar enfermedades o para la planificación familiar, como es hecho con el Tamizaje de Portadores. 

¡Atención! En algunos casos, puede ser necesario realizar un examen complementario de diagnóstico para confirmar el resultado de la prueba de tamizaje. Por ejemplo, las mujeres embarazadas que den positivo en la prueba NIPT tendrán que someterse a más pruebas de confirmación para verificar que el bebé tiene el síndrome o la enfermedad genética que sugiere la prueba.

Un resultado positivo de una enfermedad tratable en una prueba de tamizaje permite aplicar procedimientos de prevención, control y tratamiento antes de la aparición de los síntomas.

Por ejemplo, si se detectan cambios genéticos que aumentan el riesgo de desarrollar una de las 340 enfermedades investigadas por el Examen Primer Día, el médico puede iniciar el tratamiento incluso antes de la aparición de los síntomas y permitir que el niño tenga un desarrollo saludable. 

Aunque la prueba de tamizaje no requiere necesariamente una orden médica, se recomienda encarecidamente realizar un seguimiento con asesoramiento genético, especialmente tras un resultado positivo, cuando el paciente debe ser remitido a un especialista médico.

Diagnóstico genético vs tamizaje genética

Diagnóstico genético

Las pruebas de diagnóstico están destinadas a confirmar la sospecha médica de una enfermedad que ya presenta síntomas. En estos casos, la enfermedad ya se ha desarrollado y el paciente y su médico deben identificarla. En los casos de enfermedades familiares ya diagnosticadas, las pruebas genéticas también pueden ser solicitadas para los familiares biológicos.

Los exámenes de diagnóstico deben realizarse siempre que el paciente presente síntomas que indiquen alguna enfermedad genética, para consolidar o confirmar el diagnóstico clínico. Al tratarse de una prueba muy completa que identifica las causas genéticas de las enfermedades, incluso cuando los síntomas aún no están claros, las pruebas genéticas también son indicadas para diagnosticar enfermedades de causa desconocida.

Para realizar una prueba de diagnóstico genético, se requiere una orden médica. Se recomienda que en la solicitud, el médico describa la sospecha clínica y el cuadro clínico del paciente, los antecedentes familiares y el nombre de la prueba y/o técnica que desea que se realice. Esta información es muy importante para orientar el análisis de los datos genéticos del paciente, especialmente en las pruebas genéticas complejas, como la Secuenciación Completa del Exoma (CSE).

Los resultados de las pruebas de diagnóstico son cada vez más importantes a la hora de definir los tratamientos, sobre todo para las enfermedades raras y el cáncer hereditario

Los resultados de las pruebas diagnósticas deben compartirse siempre con el médico solicitante, que será el responsable de interpretar los resultados y elegir la mejor acción a ser tomada junto con el paciente.

Si quiere saber más sobre las pruebas de diagnóstico genético, lea el post especial que aclara todas sus dudas sobre el tema: guía completa de pruebas genéticas

Conozca más sobre las pruebas de detección y diagnóstico genético que ofrece Mendelics. Los exámenes de diagnóstico genético son para todas las especialidades! 

¿Dudas o quiere saber más? Deje su comentario.

Traducido por Karent Gutierrez

Tamizaje Genético Neonatal

Tamizaje Genético Neonatal

¿Cuál es la importancia del Tamizaje Neonatal?

El tamizaje neonatal es una acción preventiva para identificar enfermedades tratables que se manifiestan durante la infancia. Cuando se identifican a tiempo y se tratan, estas enfermedades pueden no interferir en el desarrollo del recién nacido o tener un impacto reducido con una mejora significativa de la calidad de vida del niño. 

Los tratamientos de las enfermedades son muy variados e incluyen desde dietas restrictivas, evitar situaciones de riesgo, cambios en el estilo de vida hasta tratamientos más complejos que involucra un acompañamiento multidisciplinar (médicos genetistas y médicos de otras especialidades, psicoterapeutas, fonoaudiólogos, nutricionistas y psicólogos) con el uso de medicamentos específicos. 

Todos los recién nacidos en la mayoría de países Latinoamericanos tienen derecho a realizar la prueba de tamizaje neonatal gratuita por medio del Sistema de Salud Pública del país, la prueba es conocida como la Prueba del Talón, que rastrea generalmente seis enfermedades tratables. También existen versiones ampliadas o extendidas de la prueba (Tabla 1 – final del texto), en la red privada.

La gran mayoría de las enfermedades incluidas en el tamizaje neonatal tienen un origen genético, excepto las enfermedades infecciosas y algunas formas de hipotiroidismo congénito. 

Cientos de enfermedades genéticas tratables no están incluidas actualmente en las pruebas de tamizaje neonatal debido a las limitaciones de las técnicas utilizadas. Sólo las pruebas que analizan directamente el ADN podrían identificarlos. 

Por ello, en los últimos años el uso de las pruebas genéticas en el tamizaje neonatal aumentó; un enfoque innovador que permite ampliar el número de enfermedades tamizadas en los recién nacidos.

En este artículo, hablaremos de las principales pruebas neonatales y sus diferencias, de las innovaciones que ha aportado el tamizaje genético neonatal, y presentaremos el Examen Primer Día, que identifica más de 340 enfermedades genéticas en los recién nacidos. 

Principales pruebas neonatales convencionales 

Prueba del Talón 

La Prueba del talón o Tamizaje Básico, investiga por lo menos seis enfermedades: fenilcetonuria, hipotiroidismo congénito, deficiencia de biotinidasa, fibrosis quística, anemia falciforme e hiperplasia suprarrenal congénita.  

La prueba del talón en la mayoría de los países Latinoamericanos es obligatoria para todos los recién nacidos, y debe ser realizada entre el 3º y 5º día de vida y es gratuita en los centros de salud pública de cada país.  

El resultado positivo de la Prueba del Talón para determinada enfermedad no significa que el bebé con seguridad vaya a desarrollar esta enfermedad. Cuando el resultado es positivo, el médico que trata el bebé solicitará los exámenes complementarios para confirmar el diagnóstico. 

Tamizaje Neonatal ampliado

Existen otras versiones de la prueba del talón ofrecidas por laboratorios privados y hospitales, que se denominan “ampliados” o “expandidos”, que difieren en las técnicas utilizadas y en el número y grupo de enfermedades analizadas. 

Al igual que la prueba del talón, las versiones ampliadas o extendidas del examen detectan enfermedades graves que afectan a los niños y que tienen tratamiento disponible. Las versiones ampliadas pueden detectar hasta 60 enfermedades, incluyendo muchos errores innatos del metabolismo, y suelen realizarse mediante una técnica denominada espectrometría de masas en tándem (MS/MS). 

Los resultados alterados también deben confirmarse mediante exámenes complementarios, como los exámenes genéticos

Las versiones ampliadas también pueden incluir pruebas de serología para detectar enfermedades infecciosas, como toxoplasmosis congénita, citomegalovirus, sífilis congénita, enfermedad de Chagas y VIH.  

Pruebas SCID y AGAMA

La prueba del talón no investiga las Inmunodeficiencias Congénitas (SCID) y la Agammaglobulinemia (AGAMA), conocidas popularmente como errores innatos de la inmunidad, un grupo muy importante de enfermedades neonatales. 

Si las inmunodeficiencias no se tratan, el niño estará sujeto a graves infecciones que le llevarán a la muerte en el primer año de vida. Por esto, es fundamental que las enfermedades se identifiquen lo antes posible. Las inmunodeficiencias congénitas son examinadas en los recién nacidos en una prueba ofrecida por la red de salud privada, normalmente llamada “SCID y AGAMA”.  

Al igual que en la prueba del Talón, los resultados alterados también deben ser confirmados por los exámenes complementarios, por ejemplo, exámenes genéticos

Tamizaje genético neonatal 

¿Qué es el tamizaje genético neonatal?

Las pruebas genéticas analizan el ADN, donde está toda la información genética que se transmite a nuestra descendencia. 

Los genes son la parte del ADN que contiene la información para la producción de proteínas. Las proteínas son las responsables de las características y la funcionalidad de nuestro cuerpo. Por lo tanto, un cambio en un gen puede perjudicar la correcta producción o función de una proteína y esto puede causar una enfermedad genética

El tamizaje genético es un método que analiza directamente el ADN en busca de cambios genéticos que aumentan el riesgo del recién nacido de desarrollar enfermedades tratables en el futuro.

El tamizaje genético ha ampliado el número de enfermedades que pueden detectarse en la fase neonatal. 

Cientos de enfermedades genéticas consideradas tratables no se detectan mediante la prueba del talón debido a las limitaciones de las técnicas utilizadas en este tipo de pruebas, que sí son  identificadas mediante el análisis genético. Este es el caso, por ejemplo, de la epilepsia que responde a la piridoxina (epilepsia dependiente de la piridoxina), la atrofia muscular espinal (AME), la distrofia muscular de Duchenne, el síndrome de Brown-Vialetto-Van Laere, la intolerancia hereditaria a la fructosa, entre otras enfermedades. 

El resultado del examen genético también es importante para la planificación familiar, ya que los padres del paciente y otros familiares pueden ser portadores de la misma alteración genética que causó la enfermedad, con lo que existe el riesgo de que se repita la enfermedad en la familia. Es importante hablar con un médico.

Secuenciación de Nueva Generación en el tamizaje neonatal

La Secuenciación de Nueva Generación (NGS) es la técnica más eficaz para diagnosticar enfermedades genéticas, y la que ofrece mejor costo-beneficio.  

Comprenda la técnica NGS, responsable por los grandes avances de la Genética en Medicina en los últimos años. 

La NGS puede secuenciar el genoma completo de un individuo, todos los 20.000 genes (llamado de secuenciación del exoma completo) e incluso un solo gen. Para el tamizaje neonatal, los paneles NGS han sido el mejor abordaje. Un panel es un examen genético que, mediante NGS, evalúa simultáneamente las variaciones en dos o más genes.  

Los paneles de NGS se han hecho populares dentro del diagnóstico genético rutinario, ya que permiten analizar conjuntamente grupos de genes asociados a una o varias enfermedades.

Los paneles de NGS para el tamizaje neonatal incluyen genes que se sabe que están asociados a enfermedades tratables de manifestación temprana.

Varios estudios científicos realizados entre 2012 y 2019 han demostrado la eficacia de la aplicación de la NGS para el tamizaje de enfermedades neonatales. Los resultados de los estudios confirmaron los resultados de las pruebas de tamizaje neonatal mediante otras técnicas, como las pruebas bioquímicas y de espectrometría de masas, y pudieron aclarar los resultados falsos positivos e inconclusos de las pruebas convencionales (consulte las referencias al final del texto). 

Examen Primer Día 

Mendelics ha desarrollado el primer examen de tamizaje genético neonatal en Latinoamérica: el Examen Primer Día. La prueba identifica si el recién nacido tiene riesgo de desarrollar más de 340 enfermedades tratables que se manifiestan en la infancia, incluso antes de cualquier signo o síntoma. Esto permite llevar a cabo procedimientos de control y tratamiento médico tempranos. Cuanto antes se detecte la enfermedad, más eficaz será el tratamiento. 

El Examen Primer Día analiza más de 300 genes mediante la técnica NGS e identifica cientos de enfermedades que sólo pueden investigarse mediante pruebas que analizan el ADN del recién nacido, complementando las pruebas convencionales de tamizaje neonatal.

Las enfermedades y los genes del examen han sido definidos por el equipo médico de Mendelics a partir de una amplia revisión de la literatura médica, de las bases de datos de enfermedades genéticas y de los casos clínicos del laboratorio. 

¿Cómo se analizan los resultados del Examen Primer Día ?

Cuando se realiza la secuenciación del ADN mediante NGS, se encuentran miles de alteraciones genéticas, sin embargo, no todas ellas causan enfermedades. Por ello, es muy importante que el análisis de los resultados alterados sea realizado por médicos genetistas con experiencia en genómica y con el apoyo de tecnologías innovadoras (entienda cómo se realizan las pruebas genéticas en este artículo). 

Tras la fase de secuenciación, el equipo de genetistas de Mendelics analiza los resultados para identificar si existen alteraciones en el ADN del recién nacido que aumenten el riesgo de desarrollar una enfermedad.

El equipo de genetistas cuenta con la ayuda de Abracadabra®, una plataforma de análisis genético que utiliza la inteligencia artificial para que los análisis genéticos sean más precisos y eficaces. 

Tras la fase de análisis, los médicos genetistas preparan los informes de las pruebas, que se ponen a disposición a través del sistema en línea del laboratorio. 

¿Cuándo se puede realizar la prueba?

El Examen Primer Día puede realizarse desde el primer día de vida y se recomienda que se realice hasta un año de edad. Al tratarse de una prueba de tamizaje neonatal, se sugiere realizarla poco después del nacimiento o durante los primeros meses de vida. 

¿Cuáles son las enfermedades analizadas?

El Examen Primer Día identifica las enfermedades de Tamizaje Neonatal Básico y de las versiones ampliadas/expandidas y los errores innatos de inmunidad, además de cientos de otras enfermedades que no se investigan en las pruebas convencionales de tamizaje neonatal. 

Entre los grupos de enfermedades analizados incluyen: 

  • Errores Innatos del Metabolismo
  • Sordera
  • Neoplasias
  • Enfermedades Renales
  • Enfermedades Endocrinas
  • Enfermedades Pulmonares
  • Enfermedades Neurológicas
  • Enfermedades Esqueléticas
  • Enfermedades Imunológicas
  • Enfermedades Hematológicas
  • Enfermedades Hepáticas y Gastrointestinales
  • Deficiencias en el Metabolismo de Vitaminas y Minerales

La lista completa de enfermedades puede consultarse aquí. 

¿El Examen Primer Día necesita de una orden médica?

No es necesaria una orden médica, ya que se trata de un tamizaje. Sin embargo, recomendamos que el resultado sea acompañado por un pediatra o un médico de otra especialidad para evaluar el mejor procedimiento a seguir. 

¿Cómo se realiza la toma de muestra?

La toma de muestra del Examen Primer Día también es diferente de otras pruebas de tamizaje neonatal. En lugar de la punción en el talón del recién nacido que caracteriza la recogida de la prueba del talón, la toma de muestra se realiza con la ayuda de un hisopo bucal (swab) que se pasa por el interior de la mejilla del recién nacido. 

La toma de muestra es rápida e indolora y puede ser realizada por un profesional del área de la salud o por los propios padres al nacer el bebé.

¿La prueba del Examen Primer Día sustituye a la prueba del talón?

La prueba del Examen Primer Día no sustituye, sino que complementa la prueba del talón. 

El Examen Primer Día es un tamizaje neonatal de enfermedades genéticas, por lo que no se identifican las enfermedades infecciosas ni algunas formas de hipotiroidismo congénito. La prueba del talón es una de las pruebas obligatorias a las que deben someterse todos los recién nacidos poco después de su nacimiento. Recomendamos que se realicen ambas pruebas. 

¿Quiere saber más sobre Mendelics? Conozca la historia del laboratorio que ha revolucionado la forma de hacer el diagnóstico genético en Brasil en este artículo.

Conozca las principales diferencias entre la prueba del talón o tamizaje neonatal básico, ampliado/expandido y el Examen Primer Día:

Cuadro explicativo sobre las principales diferencias entre las pruebas del talón básico, ampliado/expandido y el Examen Primer Día

Traducido por Karent Gutierrez

Referencias

  • Koboldt DC et al. The next-generation sequencing revolution and its impact on genomics. Cell. 2013;155: 27–38
  • Bhattacharjee, Arindam et al. 2015. “Development of DNA Confirmatory and High-Risk Diagnostic Testing for Newborns Using Targeted next-Generation DNA Sequencing.” Genetics in Medicine: Official Journal of the American College of Medical Genetics 17 (5): 337–47.
  • Bodian, Dale Let al. 2016. “Utility of Whole-Genome Sequencing for Detection of Newborn Screening Disorders in a Population Cohort of 1,696 Neonates.” Genetics in Medicine: Official Journal of the American College of Medical Genetics 18 (3): 221–30.
  • Navarrete, Rosa et al. 2019. “Value of Genetic Analysis for Confirming Inborn Errors of Metabolism Detected through the Spanish Neonatal Screening Program.” European Journal of Human Genetics: EJHG 27 (4): 556–62.
  • Yang, Yuqi et al. 2019.  “Application of Next-Generation Sequencing Following Tandem Mass Spectrometry to Expand Newborn Screening for Inborn Errors of Metabolism: A Multicenter Study.” Frontiers in Genetics 10 (February): 86.
  • Qian J et al.Applying targeted next generation sequencing to dried blood spot specimens from suspicious cases identified by tandem mass spectrometry-based newborn screening. J Pediatr Endocrinol Metab. 2017; 30:979-988. 
  • Lee et al.Implementation of a Targeted Next-Generation Sequencing Panel for Constitutional Newborn Screening in High-Risk Neonates. Yonsei Med J.60:1061-1066, 2019.
Entienda la enfermedad del hijo de la periodista Larissa Carvalho del video de TEDxPUCMinas

Entienda la enfermedad del hijo de la periodista Larissa Carvalho del video de TEDxPUCMinas

La semana pasada un video publicado por TEDxPUCMinas 2020 repercutió en las redes sociales. En el video, la periodista Larissa Carvalho relata su jornada en busca del diagnóstico de su hijo, Théo, de 4 años, quien tuvo parálisis cerebral en sus primeros meses de vida.

Después de mucho tiempo tratando de entender por qué su hijo tuvo parálisis cerebral, Larissa finalmente recibió el diagnóstico final: su hijo Théo tiene una enfermedad genética recesiva llamada Aciduria Glutárica tipo I. Un error innato del metabolismo que tiene tratamiento y que cuanto antes se diagnostique y se trate, mejor será la calidad de vida y el pronóstico del niño.

En el video, Larissa describe el susto que sufrió cuando recibió la noticia de la enfermedad y, principalmente, la frustración de saber que la enfermedad tiene un tratamiento eficaz cuando es diagnosticado precozmente. Por este motivo, comenzó a dedicarse a divulgar al mayor número de personas los beneficios de la expansión de la Prueba de Talón Básico y la importancia del tamizaje neonatal.

 

Aciduria Glutárica tipo I: La enfermedad de Théo

Aciduria Glutárica tipo I (AG1), también conocida como Acidemia Glutárica tipo 1, es una enfermedad genética rara del grupo de errores innatos del metabolismo (EIM) que es causada por la deficiencia de una enzima mitocondrial llamada glutaril-CoA deshidrogenasa (GCDH).

Normalmente, el organismo puede metabolizar las proteínas de los alimentos (presentes, por ejemplo, en la leche, la carne de res y el pescado) en aminoácidos. La enzima GCDH es responsable de metabolizar los aminoácidos triptófano, lisina e hidroxilisina, “rompiéndolos” en una sustancia llamada ácido glutárico, que se convierte en energía.

En los bebés con AG1, la enzima GCDH está ausente o no funciona (deficiente), lo que hace que estos bebés sean incapaces de metabolizar estos aminoácidos y permite que ellos y otras sustancias nocivas se acumulen (ácido glutárico, ácido 3-OH-glutárico y glutacónico). Estas sustancias acumuladas comienzan a dañar una parte del cerebro llamada ganglios basales que cumplen una función en el control motor.

 

¿Qué causa la aciduria glutárica tipo I?

AG1 es causada por alteraciones genéticas (mutaciones) en las dos copias del gen GCDH, que es responsable de producir la enzima GCDH.

Es una enfermedad genética con patrón de herencia recesiva, así que para desarrollarla es necesario heredar el gen GCDH “defectuoso” de la madre y del padre.

Cuando el bebé recibe solo un gen GCDH “defectuoso” (del padre o de la madre), se considera un “portador“. Los portadores (de alteraciones genéticas que causan la enfermedad) no tienen los síntomas de la enfermedad, por otro lado, pueden transmitir su gen alterado a sus hijos.

Por eso, muchas personas desconocen que son portadoras de una alteración en el gen GCDH y solo lo descubren cuando tienen un hijo con la enfermedad, como es el caso de la periodista Larissa Matos y su esposo.

 

¿Cuáles son los principales síntomas de la aciduria glutárica tipo I?

La mayoría de los bebés con AG1 nacen aparentemente sanos, pero en la mayoría de los casos, los signos y síntomas comienzan a manifestarse en la primera infancia. En una pequeña cantidad de casos, los síntomas comienzan más tarde: después de los seis años.

Es común que los bebés con AG1 tengan macrocefalia (circunferencia de la cabeza mayor de lo esperado para su edad) al nacer. Por lo tanto, la enfermedad debe investigarse en recién nacidos con macrocefalia.

Cuando el AG1 no se trata temprano, en general, los bebés de entre 3 meses y 3 años de edad tienen crisis de encefalopatía aguda, caracterizada por disminución del tono muscular (hipotonía), pérdida de la motricidad, dificultades para alimentarse y, en ocasiones, convulsiones. El control del movimiento de las manos, brazos, pies, piernas, cabeza y cuello puede resultar muy difícil y pueden producirse espasmos musculares.

Estas crisis generalmente ocurren debido a una infección febril, ayuno u otro factor estresante para el cuerpo, como vacunas o cirugías. Y resultan en daños cerebrales graves e irreversibles que pueden conducir a la muerte.

 

¿Cómo se puede identificar la enfermedad?

AG1 no es parte del Programa Nacional de Tamizaje Neonatal de SUS (Sistema Único de Salud del sistema público en Brasil), que rastrea solo seis enfermedades (fenilcetonuria, hipotiroidismo congénito, anemia de células falciformes, fibrosis quística, hiperplasia suprarrenal congénita y deficiencia de biotinidasa). La enfermedad es tamizada en algunas versiones ampliadas de la prueba de talón que utilizan espectrometría de masas en tándem (MS / MS).

La enfermedad también se puede identificar en una prueba genética, un tipo de prueba que analiza directamente el ADN para identificar mutaciones en el gen GCDH. Esta es la prueba más precisa y confiable para identificar la enfermedad, tanto en bebés asintomáticos (prueba de tamizaje) como en pacientes de cualquier edad que presenten algún síntoma de la enfermedad (prueba de diagnóstico).

La realización de pruebas genéticas también es muy recomendable para las personas que tienen antecedentes familiares de la enfermedad.

 

¿Cómo es el tratamiento de aciduria glutárica tipo I?

El tratamiento de AG1 tiene como objetivo reducir la producción de sustancias tóxicas en el organismo al restringir la ingesta de lisina y triptófano. Es relativamente simple y consiste en una dieta hipoproteica baja en lisina y con suplementación oral de carnitina.

Por otro lado, después del inicio de las secuelas neurológicas, el tratamiento nutricional no es muy eficaz.

 

Conozca el Examen Primer Día

Pensando en el diagnóstico precoz de enfermedades raras que tienen tratamiento disponible, como la de Théo, Mendelics desarrolló la prueba genética de tamizaje neonatal más completa de Brasil: el Examen Primer Día.

El Examen Primer Día es un tamizaje genético que analiza directamente el ADN en busca de alteraciones genéticas que predisponen al recién nacido a desarrollar enfermedades tratables que se manifiestan durante la niñez.

Cientos de enfermedades genéticas raras que tienen tratamiento no son detectadas mediante la prueba de talón, pero se identifican mediante análisis genético.

 

El Examen Primer Día:

  • Analiza el ADN del bebé por la técnica de Secuenciación de Nueva Generación (NGS)
  • Es capaz de detectar más de 310 enfermedades tratables.
  • Contempla enfermedades y genes elegidos por el equipo médico de Mendelics con base en literatura médica y según bases de datos genéticos.
  • La toma de muestra es rápida e indolora y pueden realizarla los padres del bebé.

 

¿Por qué el Examen Primer Día es importante para el diagnóstico precoz de la aciduria glutárica tipo I?

AG1 es una enfermedad grave y progresiva que perjudica la calidad de vida y el futuro del bebé. Sin embargo, con diagnóstico y tratamiento desde el nacimiento, el desarrollo de síntomas graves es completamente prevenible y controlable.

AG1 aún no forma parte de la prueba de talón de SUS y solo se puede detectar precozmente en pruebas de laboratorio particular. Por esta razón, AG1 es una de las más de 310 enfermedades investigadas en el Examen Primer Día.

El Examen Primer Día complementa la prueba de talón básico y el expandido/ampliado. Cientos de enfermedades genéticas raras que tienen tratamiento no son detectadas en la prueba de talón, pero se identifican mediante análisis genéticos.

Mediante la moderna técnica de Secuenciación de Nueva Generación (NGS), el ADN del bebé es analizado para buscar alteraciones en GCDH y en cientos de otros genes.

Los bebés con alto riesgo de desarrollar AG1, identificados en nuestra prueba, pueden iniciar el acompañamiento médico y el tratamiento de la enfermedad de manera precoz. Cuanto antes sea el diagnóstico y el inicio del tratamiento, mayor será la calidad de vida del paciente.

 

Se sospecha que mi hijo tiene aciduria glutárica tipo I, ¿puedo hacerle el Examen Primer Día para confirmar el diagnóstico?

El Examen Primer Día es una prueba de tamizaje neonatal.

Cuando el niño (o persona de cualquier edad) tiene algún síntoma de AG1 o el recién nacido tuvo resultado positivo para AG1 en la prueba de talón ampliada /expandida, se recomienda realizar una prueba de diagnóstico genético para confirmar la sospecha.

Mendelics ofrece exámenes para el diagnóstico de AG1, incluido el Panel de Enfermedades Tratables y el Panel de Distonías. ¡Converse con su médico!

¿Quiere saber más sobre la Aciduria Glutárica tipo I y otras enfermedades raras tratables? Deje su pregunta en los comentarios o entre en contacto con nuestro equipo al (+57) 3228162947 o a través de nuestro site.


Referencias

Raquitismo hipofosfatémico: genética, diagnóstico y tratamiento

Raquitismo hipofosfatémico: genética, diagnóstico y tratamiento

Raquitismo hipofosfatémico: ¿Qué es?

El raquitismo hipofosfatémico es una enfermedad rara y progresiva causada por una insuficiencia renal que provoca niveles bajos de fosfato en la sangre (hipofosfatemia), lo que hace que los huesos sean dolorosamente blandos y se curven fácilmente. 

Si no se trata, especialmente durante el desarrollo óseo del niño, provoca cambios irreversibles en los huesos y los dientes. Sin embargo, tras un tratamiento adecuado, los niños afectados por la enfermedad pueden tener una vida larga y saludable.

¿Qué es el raquitismo?

El raquitismo es una enfermedad ósea de la infancia que se caracteriza por un defecto en la mineralización ósea que da lugar a anomalías en el cartílago de la placa de crecimiento, que se observan sobre todo en los huesos largos. Puede producirse por una carencia de calcio, fósforo o vitamina D.

El raquitismo hipofosfatémico fue descrito por primera vez como raquitismo resistente a la vitamina D por Fuller Albright porque un paciente no respondió al tratamiento con vitamina D. En aquella época, la deficiencia de vitamina D era la causa más común de raquitismo. En el caso del raquitismo hipofosfatémico, este es causado por mutaciones en los genes que intervienen en la regulación del fosfato.

Ilustración de huesos con raquitismo

¿Cuáles son los síntomas del raquitismo hipofosfatémico?

Los síntomas aparecen en los primeros años de vida, haciéndose más evidentes después de que el niño empiece a caminar, y pueden variar en el nivel de gravedad, incluso entre los miembros afectados de una misma familia. 

Las formas graves pueden causar dolor en los huesos y las articulaciones, desarrollando huesos frágiles, arqueo de las piernas y otras deformidades óseas y de baja estatura. Algunos bebés afectados pueden presentar craneosinostosis, es decir, el cierre precoz de las suturas craneales, que puede afectar al desarrollo del niño. 

Como es una enfermedad progresiva, si no se trata, los síntomas empeoran con el tiempo.

 

¿Qué causa el raquitismo hipofosfatémico?

El raquitismo hipofosfatémico es casi siempre genético y hereditario, es decir, causado por mutaciones heredadas de los padres. 

En raras ocasiones, la enfermedad se desarrolla como resultado de ciertos tipos de cáncer, como tumores de células gigantes del hueso, los sarcomas, el cáncer de próstata y el cáncer de mama.

La enfermedad se produce debido a un desequilibrio del fosfato en el organismo que, entre sus muchas funciones, desempeña un papel fundamental en la formación y el crecimiento de los huesos en la infancia y ayuda a mantener la resistencia ósea en los adultos. 

Normalmente, los niveles de fosfato en el organismo están controlados en gran medida por los riñones: cuando hay en exceso se excreta en la orina y cuando sus niveles son bajos es reabsorbido.

Sin embargo, en las personas con raquitismo hipofosfatémico, los riñones no llevan a cabo la reabsorción de fosfato de manera eficiente, lo que hace que sea eliminado por la orina más de lo necesario. Como resultado, no hay suficiente fosfato en el torrente sanguíneo para que los huesos se desarrollen y se mantengan adecuadamente.

El raquitismo hipofosfatémico puede estar causado por mutaciones en varios genes que, en general, regulan directa o indirectamente una proteína que normalmente inhibe la capacidad de los riñones para reabsorber el fosfato en la sangre. 

El gen implicado determina el tipo de raquitismo hipofosfatémico y cómo se hereda:

  • El tipo más común es el raquitismo hipofosfatémico ligado al cromosoma X, causado por una mutación en el gen PHEX. 
  • Otros genes que pueden ser responsables de la enfermedad son: CLCN5, DMP1, ENPP1, FGF23 y SLC34A3 y causan la enfermedad siguiendo otros patrones de herencia: recesivo ligado al cromosoma X, autosómico dominante o autosómico recesivo. 

 

Raquitismo hipofosfatémico ligado al cromosoma X

El raquitismo hipofosfatémico ligado al cromosoma X (XLH) afecta aproximadamente a 1 de cada 25.000 nacidos vivos y se desarrolla en los primeros años de vida. Dado que los síntomas son similares, los pacientes suelen ser diagnosticados erróneamente con deficiencia de vitamina D, lo que retrasa su diagnóstico y, en consecuencia, el inicio del tratamiento.

El raquitismo hipofosfatémico ligado al cromosoma X es el resultado de mutaciones en el gen PHEX, y es heredado siguiendo un patrón dominante ligado al X (hipofosfatemia ligada al X), por lo que tanto en las mujeres (que tienen dos cromosomas X) como en los hombres (que sólo tienen un cromosoma X), una copia alterada del gen es suficiente para causar la enfermedad.

Las mujeres afectadas tienen un 50% de posibilidades de transmitir el gen mutado PHEX a sus hijos, independientemente del sexo. Los hombres afectados, en cambio, transmitirán el gen mutado a todas sus hijas y a ninguno de sus hijos varones, porque los niños sólo reciben el cromosoma Y de sus padres.

Las mutaciones en el gen PHEX también pueden causar la enfermedad con el patrón de herencia recesivo ligado al cromosoma X, conocido como enfermedad de Dent. En este caso, una copia alterada del gen es suficiente para causar la enfermedad en los hombres, pero es necesario que ambas copias (materna y paterna) estén alteradas para que la enfermedad se manifieste en las mujeres.

El 23 de junio es el Día de la Concientización sobre el Raquitismo Hipofosfatémico Ligado al X. Conocido como #XLHDay, la campaña pretende concientizar a las personas sobre la enfermedad y la importancia del diagnóstico precoz.

Infográfico raquitismo hipofosfatémico

 

¿Cuál es el tratamiento del raquitismo hipofosfatémico?

El tratamiento del raquitismo hipofosfatémico depende de la causa subyacente y puede ser clínico, farmacológico y quirúrgico.

En Brasil, desde 2022, el tratamiento de los pacientes con raquitismo hipofosfatémico es apoyado por el protocolo clínico y de directrices terapéuticas (PCDT) y proporcionado por el Sistema Único de Salud (SUS). 

El tratamiento convencional para los pacientes con XLH se realizaba con fosfato y vitamina D, que no tratan directamente la causa de esta enfermedad. Ahora, pueden recibir el tratamiento con el fármaco de referencia, el burosumab: un anticuerpo monoclonal que actúa sobre las proteínas asociadas a la enfermedad, aumentando la reabsorción de fosfato del riñón y reduciendo el daño causado por la XLH.

 

Raquitismo hipofosfatémico: ¿Cómo se hace el diagnóstico?

Los signos y síntomas clínicos, las radiografías óseas con hallazgos sugestivos y las pruebas bioquímicas alteradas indican una sospecha de la enfermedad, que debe ser confirmada por exámenes genéticos, mediante la identificación de mutaciones en el gen PHEX, principalmente.

Mendelics ofrece exámenes para confirmar el diagnóstico de Raquitismo Hipofosfatémico, incluyendo el Panel de Enfermedades Tratables y el Panel de Enfermedades Esqueléticas

El raquitismo hipofosfatémico es también una de las más de 340 enfermedades analizadas en el Examen Primer Día, un test de tamizaje genético neonatal desarrollado por Mendelics, que puede realizarse ya en el primer día de vida del bebé, lo que permite, en caso de que haya una alteración genética, que el niño comience el tratamiento lo antes posible.

 

Programa de apoyo al diagnóstico del raquitismo hipofosfatémico

Para ayudar al diagnóstico precoz del raquitismo hipofosfatémico, Ultragenyx, en colaboración con Mendelics, ofrece un programa de apoyo al diagnóstico para pacientes con sospecha de raquitismo hipofosfatémico. El Programa ofrece un examen gratuito y simplificado del Panel de Secuenciación de Nueva Generación (NGS) que incluye XX genes relacionados con enfermedades genéticas del esqueleto. 

Para saber más sobre el Programa de Apoyo al Diagnóstico del Raquitismo Hipofosfatémico escriba a contato@mendelics.com.br.


Referencias

Enfermedad de Fabry

Enfermedad de Fabry

Conozca la enfermedad de Fabry

La enfermedad de Fabry es una enfermedad rara hereditaria y progresiva que se caracteriza por la acumulación de un tipo de grasa en el organismo (denominada glicoesfingolípidos), lo que provoca síntomas graves y sistémicos, especialmente en el corazón, el sistema nervioso y los riñones. 

La enfermedad se da en personas de ambos sexos, pero sus signos y síntomas son más evidentes en los hombres debido a la genética de la enfermedad. 

La enfermedad se manifiesta de forma diferente en cada paciente y con distinta gravedad, se divide en dos formas:

  • Forma I o clásica: los signos y síntomas comienzan en la infancia o la adolescencia y evolucionan progresivamente hasta la edad adulta. 
  • Forma II o tardía: los síntomas comienzan en la edad adulta temprana y evolucionan gravemente.

Las formas de aparición tardía suelen estar subdiagnosticadas, por lo que se carece de información sobre la prevalencia de esta forma de la enfermedad. Estudios recientes han observado que la enfermedad afecta a 1 de cada 3.100 niños. Todavía se desconoce la frecuencia de la enfermedad en las niñas. 

Inicialmente la enfermedad se trataba como una enfermedad de adultos, pero con el avance de los métodos de diagnóstico y tamizaje en la infancia, se observó que, incluso en las formas de aparición tardía, los cuidados y los tratamientos pueden comenzar en la infancia. Por eso, hoy en día, el enfoque médico es diagnosticar a los niños con Fabry lo antes posible.

 

¿Cuáles son los signos y síntomas de la enfermedad de Fabry?

Los síntomas comunes son episodios de dolor intenso y sensaciones de ardor y hormigueo en las manos y los pies (dolor neuropático), que pueden desencadenarse con el ejercicio, la fiebre, la fatiga y el estrés. Además, con el avance de la edad, grupos de pequeñas manchas oscuras en diversos lugares de la piel van aumentando en tamaño y número (angioqueratomas). 

Muchos pacientes también experimentan diversos síntomas gastrointestinales (náuseas, vómitos, diarrea, falta de apetito), y pérdida de visión (alteraciones en la córnea) y de audición.

La enfermedad de Fabry está asociada a graves daños renales y cardíacos, que empeoran con el tiempo y pueden ser fatales. 

Si no se trata, la enfermedad progresa gravemente, afectando al funcionamiento de todo el cuerpo y las funciones cognitivas, lo que repercute gravemente en la calidad de vida de los afectados.

 

¿Qué causa la enfermedad de Fabry?

La enfermedad de Fabry es causada por alteraciones (mutaciones) en el gen GLA, que produce la enzima alfa-galactosidasa A (α-Gal A) encargada de degradar las moléculas de grasa, principalmente la globotriaosilceramida (Gb3 o GL-3) que se encuentra en los lisosomas (organelo celular encargado de digerir y reciclar las moléculas) presentes en las células de todo el organismo. 

En los pacientes con Fabry, la falta o la reducción de α-Gal A hace que las moléculas de grasa se acumulen en las células. 

Dado que los lisosomas están presentes en todos los tipos de células, la acumulación de moléculas de grasa se produce en todo el organismo, causando los síntomas multisistémicos de la enfermedad. Los primeros síntomas aparentes se dan en los vasos sanguíneos pequeños, el corazón y los riñones, pero con el tiempo (y sin tratamiento) pueden verse en prácticamente todos los órganos. 

Los síntomas de la enfermedad y su gravedad dependen de la cantidad y la calidad de la función de la α-Gal A: una enzima incapaz de funcionar o con baja actividad está asociada con el desarrollo del tipo clásico de la enfermedad de Fabry, mientras que una actividad moderada se relaciona con la forma de aparición tardía.

 

¿Cómo se puede heredar la enfermedad de Fabry?

El gen GLA se encuentra en el cromosoma X, uno de los dos cromosomas sexuales:

  • En los hombres (que sólo tienen un cromosoma X heredado de su madre), una copia alterada del gen en cada célula es suficiente para causar la enfermedad, que suele ser más grave. 
  • En las mujeres (que tienen dos cromosomas X), la presencia de una copia no mutada del gen puede compensar parcialmente la otra copia mutada (debido a la inactivación del X), por lo que los síntomas son variables y pueden ser más o menos graves.

 

Al tratarse de una enfermedad ligada al cromosoma X, se asume erróneamente que las mujeres sólo son portadoras de la mutación y no manifiestan la enfermedad. Tras varios estudios, se sabe que las mujeres pueden manifestar la enfermedad con la misma gravedad que los hombres, debido a la inactivación del X. 

Las mujeres con Fabry tienen una probabilidad del 50% de transmitir el gen mutado GLA a sus hijos, independientemente del sexo. 

Los hombres con Fabry, en cambio, transmiten el gen mutado a todas sus hijas y a ninguno de sus hijos varones, ya que los niños sólo reciben un cromosoma Y de sus padres en lugar de un cromosoma X.

Es importante que se realice un asesoramiento genético en las familias con antecedentes de Fabry para que los padres comprendan sus posibilidades de tener otro hijo con la enfermedad y, sobre todo, para que se identifiquen otros miembros de la familia portadores y puedan conocer su riesgo.

Para saber más sobre los patrones de herencia de las enfermedades genéticas, lea este artículo.

 

¿Cómo se trata la enfermedad de Fabry?

La enfermedad de Fabry no tiene cura, pero tiene un tratamiento. 

Actualmente (09/2021), hay tres opciones de tratamiento aprobadas por la ANVISA en Brasil: dos a través de TRE (terapia de reemplazo enzimático, alfa y beta agalsidasa), que reponen la enzima α-Gal A faltante en el organismo, previniendo el daño a los órganos de los pacientes y mejorando su calidad de vida; y un medicamento para personas con mutaciones específicas (Clorhidrato de Migalastato). 

El tratamiento sólo debe ser iniciado por un médico especializado en la enfermedad de Fabry o en las enfermedades metabólicas/de depósito lisosomales. 

Además, pueden utilizarse analgésicos para controlar el dolor neuropático y medicamentos para tratar los síntomas cardiovasculares. Los pacientes más graves con insuficiencia renal pueden requerir diálisis y trasplante de riñón.

Además del tratamiento farmacológico, los pacientes con Fabry requieren un seguimiento por parte de varios especialistas y un equipo multidisciplinar, con exámenes de laboratorio y evaluaciones clínicas periódicas. 

 

El diagnóstico precoz es esencial

Al ser una enfermedad rara y multisistémica, la enfermedad de Fabry es, por tanto, poco conocida y tiene un gran desafío para su diagnóstico precoz, ya que los primeros síntomas son muy inespecíficos, especialmente en las niñas, y a menudo se confunden con otras enfermedades.

Incluso los pacientes asintomáticos se benefician de un diagnóstico y seguimiento precoz, ya que muchas alteraciones, principalmente de la función renal, permanecen ocultas hasta que se agravan. Cuanto más tarde se haga el diagnóstico, más tarde se iniciará el tratamiento, lo que repercute directamente en la calidad y la esperanza de vida del paciente.

 

¿Cómo se diagnostica la enfermedad?

La sospecha de Fabry se hace en base al examen clínico, y a los signos y síntomas del paciente.

En los niños, el diagnóstico puede confirmarse mediante exámenes de laboratorio para detectar los niveles anormales de la actividad de α-Gal A.

Debido a que muchas pacientes femeninas pueden tener una actividad de α-Gal A dentro del estándar normal, esta prueba no proporciona un diagnóstico preciso, por lo que es indicado hacer una prueba genética para identificar las variantes presentes en el gen GLA.

Para ambos sexos, la confirmación del diagnóstico de la enfermedad se realiza mediante exámenes genéticos capaces de detectar variantes patógenas de GLA, la única forma concluyente de diagnosticar la enfermedad de Fabry, y se recomienda para cualquier individuo con un diagnóstico clínico confirmado o sospechoso o con antecedentes familiares de la enfermedad.

 

Diagnóstico de la enfermedad de Fabry en Mendelics

Mendelics dispone de varios paneles de Secuenciación de Nueva Generación (NGS) para enfermedades metabólicas y enfermedades genéticas de aparición precoz.

Para el diagnóstico de Fabry, Mendelics ofrece el panel de enfermedades tratables y el panel de disturbios de la función renal, entre otros.

Hable con un médico de confianza y, si necesita una prueba de diagnóstico genético, entre en contacto con nosotros.

¿Quiere saber más sobre la enfermedad de Fabry? Deje su pregunta en los comentarios a continuación o póngase en contacto con nuestro equipo LatAm en Colombia: +57 322 816 2947  o a través de nuestra página web.

Traducido por Karent Gutierrez